Al otro lado del cristal

  • Autor: Juan Manuel Peñate Rodríguez
  • Editorial: Círculo rojo
  • Páginas: 486
  • ISBN: 9788490505427
¡Buenos tardes! Llevo desde antes enero sin publicar nada y creo que os debo, por lo menos, un par de entradas, de modo que intentaré ponerme al día a partir de hoy (esta vez lo digo en serio). El caso es que no quería atrasarme demasiado con la reseña de Al otro lado del cristal pues su autor, Ray, contactó conmigo hace un par de meses y me hizo llegar un ejemplar firmado de su libro (junto a un marcapáginas cuqui). Y, bien, empecemos.

Nos encontramos ante un libro de relatos (¡El primero que leo!) compuesto por siete historias cortas que, como veis, dan para un tocho de casi 500 páginas. Antes de nada me gustaría hablar a rasgos generales del libro pues las historias de Ray nada tienen que ver unas con las otras y sería extraño hacerlo de otro modo. Destacar, pues, el hecho de que Al otro lado del cristal abarca géneros muy variados y que dentro de todas sus historias destaca la originalidad y su capacidad de ponerse en situación. Con esto último quiero decir que el autor se adapta a las situaciones y a la edad de sus personajes con facilidad, ya que, como he dicho, nada tienen que ver los protagonistas de los diferentes relatos y sus vivencias. Cambiando de tema radicalmente, es necesario destacar que Al otro lado del cristal tiene matices algo macabros que, claro, a mi, una persona asustadiza a la gusta leer por la noche y duerme en la útlima habitación del pasillo cual repudiada familiar, me han han hecho sentir bastante miedo.

La pala: Es un relato que empieza de manera extraña y en el que no vemos muy claramente por qué sucede lo que sucede. Por esa razón andamos con los ojos bien abiertos, a la expectativa y a la espera de respuestas a lo largo de toda la narración.

Dios Roco: Al igual que el relato anterior éste no llega a superar las veinte páginas. Para mi esta ha sido la historia más flojita aunque en ella podemos encontrar unos diálogos interesantes y bastante humor.

Al otro lado del cristal: A partir de esta historia la lectura de Al otro lado del cristal empieza a resultarme mucho más adictiva. En este relato conocemos a Jana y Laura, dos hermanas que por razones fuera de su alcance (y al de cualquiera) deben permanecer años encerradas en casa. Veremos como el tiempo les pasa factura y como, debido a la situación, su carácter evoluciona/deteriora. En las protagonistas reside gran parte del encanto del libro y por ello hay que destacar que son personajes cercanos, con un pasado, un presente y un carácter tan sencillo como real.

El jugador pesimista: Esta historia me ha resultado bastante extraña, tal vez la que más, pero es de mis favoritas. En este relato acompañamos a un grupo de chicos obligados a jugar con un tablero hasta su muy probable muerte. La única forma que hay de salir con vida es ganar una partida, lo que te devuelve al mundo real por así decirlo. Parece sencillo dicho así pero en realidad no lo es, pues el tablero es capaz de teletransportar a los jugados a cualquier lugar y época. La partida no finaliza hasta que un juzador muere o uno gana. En tal caso se teletransportarían a otro lugar, llegaría un nuevo jugador y la partida se iniciaría de cero.

Tercera planta, por favor: Éste es un breve relato, de no más de diez páginas, que me puso la piel de gallina. He de decir que no es una historia como tal, sino que nos presenta una situación macabra en la que la que se puede apreciar la originalidad del autor, y sé que dicho así suena un poco extraño pero es todo lo que puedo deciros sin desvelar de más.

En la celda de los colores: Esta es el relato en el que he he sufrido más. Lo sé, tiene un alegre  y bonito título pero dentro de este se esconde una historia macabra y sangrienta. Tiene un argumento muy original, con pinceladas paranormales y un halo algo tétrico. Me ha gustado mucho como se ha construido la historia, pues queda todo muy claro y además resulta adictivo. En este caso tampoco quiero desvelar demasiado de la historia en si pero, para que os hagáis una idea, hay fantasmas, psicópatas, psiquiátricos y niñas de por medio. Si me hicieran escoger un relato del libro sin duda elegiría éste pues me ha enganchado y sorprendido desde el principio.

Touchdown: Esta última historia la protagonizan un grupo de viejos amigos, reunidos todos juntos después de varios años. Es un relato breve sobre la vida y la historia de estos jóvenes, sobre sus más grandes hazañas y sus gamberradas. No resulta tan intenso como el relato anterior pero tiene un final que tela, bastante irónico y algo cínico.

En resumen, Al otro lado del cistal es una novela de relatos que se lee a buen ritmo y en el que podemos encontrar una gran variedad de géneros. Cuenta, además, con un aire macabro (amo la palabra, ya os habréis dado cuenta) y unos protagonistas con los que te vas encariñando a medida que avanzas. En cuanto al tipo de narración he de decir que abundan las descripciones pero no se llegan a hacer pesadas o repetitivas, las ideas se ven de manera clara y las tres novelas que encontramos tienen argumentos muy peculiares. Con lo que, si sentís curiosidad, os animo a leer Al otro lado del cristal. Y muchas gracias a Juan Manuel Peñate Rodríguez.

25 comentarios:

  1. ¡Hola! Para empezar, 500 páginas no es lo que espero de un libro de relatos xDDDD Estoy acostumbrada a 200 como mucho.

    Por otro lado, me han llamado mucho la atención los relatos macabros. Soy una cagada en la vida real pero me encanta leer este tipo de relatos *^*

    ¡Besos! Y gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, me quedo con En la celda de colores.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Gé, si es de relatos acepto el numero de paginas porque las leo poco a poco! se ve bastante interesante...
    lo apuntaré en mi wish list
    besos

    ResponderEliminar
  4. Algunos relatos deben ser bastante extensos si otros solo tienen 20 páginas, para llegar hasta las 500
    Me gusta el toque macabro que comentas que tiene, no soy muy de leer terror, pero así cosas macabrillas oscuras si que me gustan. Los que mejor pinta tienen son El jugador pesimista y En la celda de los colores. Y tercera planta, que parece muy misterioso.

    ResponderEliminar
  5. Hola^^
    He visto que has vuelto a publicar y entré corriendo a tu blog xD
    Para ser un libro de relatos es cierto que es algo extenso... Pero por lo visto los relatos son buenos. Los que más me han llamado son 'El jugador pesimista' y 'En la celda de los colores'. Además los libros de misterio, algo macabros, siempre han sido de mi interés *-*

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Gé. La verdad es que los libros de relatos a mi no me suelen llamar mucho: lo primero porque cuando te empiezas a encariñar de los personajes...¡Plaf! Se acaba el libro; y, lo segundo, en el campo blogger, si hay gran cantidad de relatos es muy difícil reseñar el libro, pero tú lo has hecho divinamente, que envidia.

    Un saludo yo :)

    ResponderEliminar
  7. No suelo leer relatos un poco por lo mismo que Coloreando el viento, pero a pesar de sus más de 500 páginas me llama mucho la atención la temática de los mismos. Creo que es un libro de relatos pero disfrutón ;) y eso me gusta. No lo descarto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola! En este libro encontré relatos que me gustaron muchísimo y otros que no tanto, pero sobre todo me quedo con En la celda de colores, para mi el mejor relato de todos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Nunca he leído un libro que se componga de relatos cortos pero me llaman la atención, aunque me echa un poco para atrás que tenga tintes macabros puesto que soy muy muy miedosa y suelo leer en la noche, de seguro no me deja dormir.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    Believe in Yourself

    ResponderEliminar
  10. Hola :)
    Me encantó este libro. No suelo leer relatos, y he descubierto que me gustan. Aunque a veces la historia me gusta tanto que quiero que sea más larga xD
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Hola :D
    No tiene mala pinta así que... ¡oye! Tal vez acabe dándole una oportunidad ;)
    <3

    ResponderEliminar
  12. Me suelen gustar los libros de relatos, aunque ahora me estoy tomando un descanso después de que el año pasado cayeran un montón... Pero quizás más adelante me anime con este libro. 1beso!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    La verdad es que últimamente no leo muchas novelas de este tipo, por lo que puede que le dé una oportunidad:)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    No soy mucho de este tipo de novelas (aunque he leído un par de ellas que si me han gustado) así que no creo que lo lea, al menos de momento.
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  15. Hola Gé, qué gusto leer una reseña tan precisa y elaborada. Me quedo corto si te digo que me encantó, llena de detalles, y al mismo tiempo sin caer en spoilers, lo cual es difícil. Me alegra que te encariñaras de los personajes, y por cierto, ya somos dos, también me encanta la palabra "macabro", jajaja.

    Un beso, muchas gracias ;)

    ResponderEliminar
  16. ¡Holaaa! wow tiene buena pinta pero ahora estoy un poco saturada de historias cortas debido a algunas asignaturas de la uni pero me lo apunto

    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Hola, no conocía la novela pero de todas formas no termina de llamarme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. No soy muy fan de los libros de relatos, pero me alegro que te haya gustado. Ah, y también que estés de vuelta! :)

    ResponderEliminar
  19. Hola, pues parece un libro muy interesante... investigare!

    besos

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! no he leído nada de la editorial Círculo Rojo, y la verdad este no me llama en especial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Me da curiosidad lo admito, el problema es que yo no soy de relatos y nunca los disfruto del todo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. A mí los libros de relatos me gustan, y suelo leer bastantes, pero ... ¿¡casi 500 páginas!? En mi caso no creo que funcione, porque elijo estos libros justo para salir de otras historias.

    bsos!

    ResponderEliminar
  23. Apuntado queda. A ver si puedo hacerle un hueco.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  24. Yo no soy de libros de relatos, siempre me quedo con ganas de más, y precisamente con este no me pasó. Al ser relatos bastante largos, o novelas cortas, quedaron tan bien cerrados que los disfruté mucho, aunque quizá el que menos me gustó fue Tercera planta.
    Y del resto, me quedo con Al otro lado del cristal, El jugador pesimista y sobre todo, En la celda de colores. Son geniales.
    Besazos

    ResponderEliminar